Transporte de refrigerado

Transporte frigorífico con flota especial, que garantiza agilidad, sin comprometer la calidad del producto final. Cuente con nosotros.

El transporte frigorífico es un servicio que utiliza vehículos especiales con control de temperatura. Para realizar este tipo de transporte, el vehículo necesita contar con un sistema de refrigeración integrado que mantenga los productos en el clima deseado durante todo el proceso de transporte. Los productos transportados por este sistema son: carnes, verduras, frutas, hortalizas y lácteos o artículos sensibles, como productos químicos y medicamentos.

Las empresas que ofrecen este servicio necesitan tomar una serie de precauciones y hacer una buena planificación para evitar fallas en el transporte que comprometan la calidad de la mercancía y garantizar que llegue en buenas condiciones a su destino. Los órganos de control en este sector son extremadamente estrictos y para ofrecer un servicio eficiente, las empresas necesitan conocer todas las reglas en detalle.

Existen dos técnicas de conservación para realizar este tipo de transporte. La refrigeración se usa para alimentos que tienen una vida útil más corta y la congelación se usa para productos que necesitan un almacenamiento más prolongado. Estas técnicas se aplican para que no se alteren las propiedades naturales, sensoriales y nutricionales de los bienes transportados.

La planificación de rutas, el uso de herramientas e infraestructura adecuada y un estricto control durante todo el proceso son fundamentales para el éxito de esta operación.

En esta operación, todas las etapas – embalaje, manipulación, envasado y transporte de mercancías – son de suma importancia para la ejecución eficiente del servicio. Todo el proceso debe tener cuidado para preservar los productos durante el desplazamiento.

Este servicio también se utiliza para el transporte de productos hospitalarios como vacunas e insumos para la fabricación de medicamentos. Las empresas que ofrecen este tipo de servicio utilizan el sistema de cadena fría, que controla la temperatura en el almacenamiento y en el transporte.

Objetivos

Al invertir en la tercerización del transporte de sus productos refrigerados, una empresa pretende optimizar la gestión de este proceso, conseguir que sus productos lleguen a destino sin perder calidad ni sufrir daños, y así contribuir a la reducción de costes.

Ventajas

El transporte frigorífico evita que las mercancías se deterioren y pierdan su valor durante el proceso de transporte, llegando a su destino de forma segura y en buenas condiciones.

¿Necesita transportar sus productos perecederos de forma adecuada y segura? Contrate una empresa especializada en el transporte de productos refrigerados, evitando así pérdidas, reduciendo gastos y manteniendo satisfechos a sus clientes.

Para obtener más información sobre este servicio, comuníquese con el equipo de Veloce.

Utilizamos tus datos para ofrecerte una experiencia más relevante mediante el análisis y la personalización de contenidos y anuncios en nuestra plataforma y servicios de terceros Al navegar por el sitio, nos autorizas a recopilar estos datos y utilizarlos para estos fines. Consulte nuestra Política de privacidad en caso de duda.